Investigar e innovar son dos constantes de La Quesera de Rueda, y así surgen variedades como el queso ahumado, el queso azul o la torta al vino verdejo, entre otros.